Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Blog_

Flores preservadas: verdades sobre los mitos

La belleza siempre arrastra mitos que la afean, se junta la falta de información con el freno del avance. Las flores preservadas también sufren mitos, como cualquier belleza de la naturaleza, hoy te queremos contar esos mitos y ayudarte a entenderlos para que abraces este preservado producto que permite luz y olor fresco a tu habitación favorita, y que genera un ambiente de trabajo cálido y confortable. Hoy os contamos mitos sobre las flores preservadas.

Mitos preservados.

Los únicos mitos que nos interesan en Kihana son los de alseides, ninfas de que habitaban en las flores para protegerlas y cuidar el olor y color que hace que se embellece cualquier lugar donde habite una flor. No podemos comprobar si existieron, pero como historia nos parece bonita, un ser mitológico que protege lo que nosotras amamos. Son muchos los mitos que hacen que no tengamos en cuenta la realidad de las flores preservadas. Queremos ayudarte a entender en qué consiste este producto floral contándote la verdad sobre el mito.

Flores de mentira.

Valga la redundancia, es mentira que sean flores de mentira. Los elementos utilizados en ramos y centros de mesa de flores se compone de flores y vegetales 100% reales y naturales. Se cultivan en campos o viveros. En el momento de su esplendor máximo, son cortadas y aplicadas de tratamiento de secado y conservación, que permite mantener su olor y color en perfecto estado.

Flores tristemente preservadas.

No vamos a negar que cuando las flores se secan, pierden su coloración y aroma. Pero, en este caso, se presenta una variación, y es que, el proceso de secado, se realiza mediante el añadido de pigmentación y aceites vegetales que ayudan a que perdure en el tiempo el color y olor natural, por lo que no pierde sus propiedades. Este se trata otro de los mitos de las flores preservadas.

Frágil preservación.

Las malas lenguas dicen de estas preciosas flores que son frágiles y muy difícil de cuidar y mantener. Nada mas lejos de la preservada realidad. Al no depender del agua para vivir, permite que su resistencia sea mayor que la de una flor cortada fresca. Es mas, las dos únicas normas que hay que cumplir a rajatabla es el mantenerlas alejadas del agua, dado que al estar deshidratadas podrían romper la textura.

La otra norma de cuidado, es mantenerla alejada de la incidencia de los rayos solares, es decir, no debe darle los rayos pero sí que pueden estar en una habitación donde entre luz natural. Si estas normas se cumplen, tus flores preservadas durarán más tiempo; además, para perfeccionar su cuidado, si las mantienes libres de polvo se verá menos dañada su textura, por lo que prolongarás la calidad de vida de tus flores preservadas.

Perjudicial para la salud.

Al hilo del proceso de conservación y secado, se tiene la falsa creencia de que pueden ser perjudiciales para el ser humano y los animales que tengamos cerca de nuestras flores preservadas. Os aseguramos que no, el proceso que sufren las flores frescas para ser preservadas es, como te hemos dicho, con aceites vegetales, por ello, no presenta ningún riesgo para nuestra salud. Igualmente, si te quedas más tranquila, consulta con nosotras cuando compres tu centro de flores preservadas.

–*–

En Kihana trabajamos, a diario, para ofrecerte la mayor calidad en las flores preservadas que iluminen tu estancia o negocio. Ante cualquier otra duda sobre los mitos alrededor de las flores preservadas, no dudes en contactar, pondremos nuestra sabiduría preservada a tu disposición. Queremos dar luz a tus dudas, tanto como damos color a tu hogar. Si quieres consultar cualquier duda sobre nuestro catálogo o quieres saber qué centro es el mejor para tu casa, contacta con nosotras.

Deja un comentario

Trucos, consejos y novedades sobre el mundo de las flores preservadas.

Aromas de otoño

En diferentes épocas del año la naturaleza nos embriaga con sus aromas. La primavera resulta especialmente aromática pero, aunque esta sea la época más ...
Flores y plantas de invierno

Las mejores flores y plantas para el invierno del hogar

Se acerca el invierno. La estación del frío y la lluvia que nos invita a estar más tiempo en casa. Por eso esta época ...

Bajo el blanco del Shibumi

Tan sencillo como bello y elegante, perfecto y sin grandes pretensiones, refinado y envuelto en matices de naturalidad. Así es Shibumi, una palabra que ...
Flores preservadas

Cómo decorar tu hogar con flores preservadas.

Las flores preservadas son el mejor complemento para decorar tu casa. Embellecer una estancia no sólo es agradable a la vista, sino que dicha ...

El alma de los árboles

Dicen que el invierno es la época del año en la que podemos ver el alma de los árboles. Es época de desnudez para ...

Coronas de Navidad con flores preservadas.

Siempre que pensamos en las coronas de Navidad nos viene a la mente un adorno exclusivo de esa época. Por eso, o las buscamos ...
compañera_flores_preservadas

Quién es Kihana, flores peservadas

Hoy os quiero hablar un poquito de como surgió Kihana, quienes forman parte de nuestra familia, de dónde nace la idea de trabajar con ...

Regala una flor. Regala un recuerdo

Regálame experiencias, regálame momentos. Un regalo va mucho más allá de lo material. Quizás no te hayas parado a pensar con detenimiento en lo ...
Mitos sobre flores presercadas.

Flores preservadas: verdades sobre los mitos

La belleza siempre arrastra mitos que la afean, se junta la falta de información con el freno del avance. Las flores preservadas también sufren ...
Flores preservadas_el_secreto_de_la_eterna_juventud

Flores Preservadas: el secreto de su eterna juventud.

Son muchas las ocasiones en las que nos preguntamos cómo mantener un jardín y cómo hacer para que sea fácil. En el caso de ...

Faroles de otoño

¿En qué piensas cuando llega el otoño? Quizás la primera imagen que viene a tu mente sea la de árboles de hojas secas con ...

Marco de hortensias preservadas

Marco de hortensias preservadas

Novedades en tienda

En cada una de nuestras creaciones con flores preservadas se esconde nuestra pasión y dedicación por nuestro trabajo.